Apuesta por un catalanismo transversal

Atención al PSC

Miquel Iceta, con Ramon Espadaler y Carlos Jiménez Villarejo

El contundente fracaso del proceso soberanista y el desconcierto actual del independentismo están reforzando las opciones del PSC ante las elecciones del próximo 21 de diciembre, lo que se refleja en los datos internos de que dispone el partido, que han evolucionado de forma positiva últimamente, según fuentes de los socialistas catalanes.  

De hecho, ahora surgen cada vez más voces en el independentismo que admiten que para avanzar en el terreno soberanista hay que ensanchar la base social, e incluso se está empezando a aceptar que estos avances sólo son viables mediante la negociación con el Estado. Estos planteamientos encajan, con matices, en las posiciones que defiende el PSC desde el inicio del proceso.

Además, ante el 21-D el partido que dirige Miquel Iceta está apostando por un catalanismo de carácter transversal que podría permitirle entrar en el terreno electoral de la antigua CiU, como se demuestra con el fichaje de Ramon Espadaler. Si este hecho implica un cierto giro hacia el centro derecha, otro fichaje, el de Carlos Jiménez Villarejo, amplía el espacio del partido por la izquierda.

3 Comentarios

Publicidad
#3 Mefisto, BARCELONA, 14/11/2017 - 17:11


L'UNIC PARTIT QUE TÉ LES COSES CLARES ES CIUTADANS (I UNA LÍDER MACA).
NO EN SÓC MEMBRE, PERQUÈ COM GROUCHO, MAI NO EM FICARIA EN CAP PARTIT QUE M'ACCEPTÉS COM A TAL, PERÒ ELS SEGUIRÉ VOTANT. VOTANT SOCIATA, MAI NO SAPS QUÈ VOTES. TRANSVERSALITAT ÉS AMBIGUITAT.

#2 Rivas, Hospitalet, 14/11/2017 - 16:03

Nunca veo el PSC asociado con la bandera de España, pero sí muy a menudo con la bandera catalana. Aceptan la inmersión y tienen un "Consell Nacional". Está claro qué hay detrás de ese partido, ¿no? Un nacionalismo light digerible para los escépticos del nacionalismo.

#1 M, Sabadell, 14/11/2017 - 13:40

Los electores quieren las cosas claras, no les gusta las medias tintas, las terceras vías suenan muy bien pero no tienen aplicación practica. El tema es independencia si o no, y lo demás es marear la perdiz. O el gato está muerto o está vivo, pero nunca medio muerto.