Confidencial · 18 de Julio de 2017. 00:20h.

La batalla de la imagen, perdida

El proceso refleja división y radicalismo

La batalla de la imagen, perdida

El ex consejero Baiget con el presidente Puigdemont, con Santi Vila detrás

Los estrategas del proceso soberanista catalán están perdiendo con claridad la batalla de la imagen tanto en Catalunya como en el Estado español y en Europa desde que hace algunos días comenzaron a mostrarse públicamente algunas disidencias en el Govern y en otros niveles de la administración de la Generalitat, y en el PDECat.

Tampoco han logrado presentar los cambios realizados como remodelaciones, sino que la imagen que emerge de esta situación es la de una purga de disidentes que se está haciendo con métodos poco dialogantes y democráticos. A esta imagen ha contribuido la manifestación externa de las claras discrepancias existentes entre el PDCEcat y ERC.

La opinión pública -excepto los sectores del independentismo convencido- está empezando a percibir esta dinámica como una pugna ante la convocatoria electoral que se producirá después de que se reconozca públicamente que el referéndum que debe realizarse el próximo 1 de octubre es inviable.

1 Comentarios

#1 M, Sabadell, 18/07/2017 - 11:56

¿ A donde a ido a parar la democracia de calidad que tanto pregonaban? Estas purgas que han efectuado demuestran un sesgo dictatorial, en el sentido mas fascista, al no aceptar discrepancia alguna.