Ha impuesto sus criterios a Junts pel Sí

La CUP marca la línea

Anna Gabriel (CUP), Carles Puigdemont y Oriol Junqueras en el Parlament

Finalmente, el conjunto del movimiento independentista está siguiendo la estrategia que defendía la CUP desde el inicio del proceso soberanista, basada en la aplicación de la desobediencia ante las leyes, la justicia y las instituciones españolas, y el llamamiento a la agitación en la calle.

Esta situación implica una cesión total de las resistencias iniciales del PDECat a asumir los planeamientos de los cupaires, cesión que se inició, de hecho, desde el momento en que Artur Mas tuvo que renunciar a su aspiración de seguir en la presidencia de la Generalitat, siendo sustituido por Carles Puigdemont.

Esquerra, por su parte, se ha mantenido habitualmente al margen de las polémicas entre los convergentes y la CUP, y desde el inicio del proceso se colocó en una posición de equidistancia, dejando que el PDECat se desgastase sin oponerse a los planteamientos cupaires.  

1 Comentarios

#1 Mes clar l'aigua, Barcelona, 13/09/2017 - 09:10

D'aixo ja fa temps
que qui "marca el pas" es la CUP
amb el vis i plau del PDCAT

Per aixo els intens de BUCAR AMAGATALL
per part del PDCAR a les properes elecions
a algu molt Astut li haurem d'agrair