Confidencial · 16 de Junio de 2017. 00:27h.

Si no es el 9-N, se le parece mucho

Un referéndum sin funcionarios, una 'conya'

Si no es el 9-N, se le parece mucho

Imagen de la campaña sobre la consulta del 9-N de 2014

La aclaración del presidente Puigdemont de que serán voluntarios quienes se encargarán de la organización de las votaciones del eventual referéndum que ha anunciado para el próximo 1 de octubre, ha provocado que esta convocatoria se parezca cada vez más a la del 9-N de 2014, cuando el presidente de la Generalitat era Artur Mas.

Según las informaciones que han salido desde Junts pel Sí, será suficiente con unos 4.500 voluntarios para poner en marcha y controlar las votaciones, pero cualquier comparación con una jornada electoral de las que se celebran habitualmente en Catalunya indica que esa cifra es notablemente insuficiente.

Y, en cualquier caso, la ausencia de funcionarios que actúen como tales provoca que la consulta pierda credibilidad y garantías. Este hecho, junto a las lógicas dificultades derivadas de la realización de un proceso considerado ilegal por la administración española, convierten el referéndum, si llega a realizarse, en un acto simbólico muy parecido al del 9-N de 2014.

2 Comentarios

Publicidad
#2 Carlos Gomez, l´escupeta nasiunal, 16/06/2017 - 18:00

Que benvol, Rius

#1 PQG, Península Ibérica, 16/06/2017 - 13:53

El 9N empezó también como un referéndum se transformó en una participación ciudadana y acabo siendo una vergüenza para el independentismo que siempre se había llenado la boquita con representar a la mayoría de Catalanes.