Grave error de Puigdemont en Bruselas

Y ahora, la eurofobia

Imagen de la sede la UE en Bruselas

Durante el proceso soberanista, el movimiento independentista catalán, que inicialmente proclamaba su europeísmo, ha evitado después la crítica abierta a la Unión Europea (UE) cuando las autoridades de Bruselas han mantenido, sin ninguna variación, su apoyo a la actuación del Estado español. Aunque se han producido algunas expresiones contrarias a la UE, se ha procurado excluir las  descalificaciones rotundas.

La eurofobia sólo apareció con claridad cuando el entonces diputado de Junts pel Sí Lluís Llach insultó a Antonio Tajani, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, presidentes del Parlamento Europeo, Comisión Europea y Consejo Europeo, a los que llamó “cerdos”, calificando a cada uno de ellos como “un neofascista, un cínico corrupto y un saco de remordimientos”.

Y ahora, también el ex presidente Puigdemont, precisamente en Bruselas, la capital comunitaria, ha entrado en el terreno de la eurofobia, planteándose las siguientes preguntas: "Señor Juncker, señor Tajani, ¿es ésta la Europa que nos invitan a construir? ¿Una Europa con un Gobierno encarcelado? ¿Es ésta la Europa que quieren? ¿Una Europa que mete en la cárcel a un Gobierno democrático?”.

2 Comentarios

Publicidad
#2 M, Sabadell, 14/11/2017 - 13:29

Los nervios y el miedo hacen perder la razón a muchas personas de principios débiles y cambiantes.

#1 Uno que os lee, Al sur de Cataluña, 14/11/2017 - 01:01

Jajajajaja. La colleja de Marianico a los catalucinado ha sido tan duro, que se le ha caído la careta a más de uno. Por ejemplo al paleto de Lluis Llach, que se ve que a la vejez está rememorando su pasado de guerrillero de Cristo Rey, cuando junto con su papi aullaba en la Plaza de Oriente aquello de "si ellos tienen ONU, nosotros tenemos dos".