Publicidad
Confidencial · 20 de Junio de 2019. 00:15h.

¿A qué juega Ciudadanos?

Quería dar Barcelona a Maragall

¿A qué juega Ciudadanos?

Albert Rivera e Inés Arrimadas, durante un acto de Ciudadanos

Ciudadanos nació como partido en Catalunya, con el principal objetivo de oponerse a los excesos del independentismo catalán en el ámbito lingüístico, y después en otros niveles sociales, y defender los derechos de los catalanes no independentistas. Y ha terminado por poner en marcha una estrategia cuyo resultado final era que un dirigente del independentismo más radical, Ernest Maragall, candidato de Esquerra, se convirtiese en alcalde de Barcelona.

Así, Ciudadanos intentó que en el pleno de consititución del nuevo consistorio, sus seis concejales, que obviamente no apoyarían a Maragall, tampoco votasen a favor de Ada Colau, porque, según dicen, es “una populista que siempre va de la mano del independentismo”. El resultado final de esta posición era que el alcalde de la ciudad sería Maragall, una alternativa  que evitaron los tres concejales independientes del grupo de Ciudadanos, Manuel Valls, Eva Parera y Celestino Corbacho, dando a Colau los tres votos que necesitaba para superar al candidato de Esquerra.

La estrategia de la dirección de Ciudadanos causó una auténtica estupefacción en amplios sectores de los militantes del partido en Barcelona. Estos sectores no entiendían, y aún no entienden, que, para evitar que llegase a la alcaldía de la ciudad “una populista que siempre va de la mano del independentismo”, se hiciese alcalde a uno de los más destacados dirigentes del sector más fanático del independentismo, como Maragall.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Lula, Bcn, 20/06/2019 - 11:43

Igual pretendían posturear un rato proponiendo a Collboni, haciéndose de rogar...ni idea. Hoy en día cuperos machistas, independentistas de diputados españoles, socialistas que cantan internacional y votan separatismo, ¡políticos! El verdadero fin es el sueldito o sueldazo. El resto a pagar y callar. ¡Prensa e intelectuales, exigirles!