Publicidad
Confidencial · 25 de Abril de 2019. 00:23h.

Borràs se hace un lío

Descoordinación en JxC

Borràs se hace un lío

Laura Borràs, durante un acto electoral de Junts per Catalunya

El independentismo ha reducido sus reivindicaciones progresivamente, y ahora ya se limita a pedirle al Gobierno español que surja de las elecciones  generales del 28-A que reconozca que un referéndum de independencia puede ser una opción para resolver el actual conflicto de Catalunya, y que no se niegue a negociar esta posibilidad con los independentistas. Sin embargo, ni siquiera en este asunto se ponen de acuerdo los sectores radicales de Junts per Catalunya (JxC), dirigidos por Puigdemont.

Así, los candidatos encarcelados Josep Rull y Jordi Turull, y el alcaldable por Barcelona, Joaquim Forn, publicaron una carta favorable a "hacer posible un Gobierno estable" del PSOE siempre que Pedro Sánchez "no niegue el referéndum de autodeterminación como una de las opciones de solución".  Pero otra candidata, Laura Borràs, se hizo un lío, y comentando esa carta dijo que exigirían al PSOE "el ejercicio del derecho de autodeterminación" y “el fin de la represión”. Es decir, que estableció dos líneas rojas.

El lío organizado por Borràs obligó a otro candidato de JxC, Jordi Sànchez, a intervenir desde la prisión de Soto del Real para intentar arreglar esta contradicción, pero no consiguió aclarar nada: "No estamos exigiendo el referéndum antes de la sesión de investidura. Somos responsables y conocemos las dificultades que hoy tiene el sistema político español. Lo que no podemos aceptar es que un candidato nos pida nuestro apoyo y no tenga la voluntad de aceptar las propuestas de solución que ponemos sobre la mesa". Pero, el referéndum ¿es o no una línea roja?

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad