Publicidad

Por la decisión de Marta Pascal

Cabreo en Waterloo

El ex presidente Puigdemont, en una imagen de archivo

Aunque pueda parecer sorprendente, la realidad, según fuentes del PDECat, es que ni Puigdemont ni su entorno habían previsto la posibilidad de que surgiese la opción de una escisión importante en el partido ex convergente, como la que ahora se intuye después del anuncio de Marta Pascal, ex coordinadora general de la formación, de crear un nuevo partido para aglutinar al independentismo moderado.

Por tanto, la iniciativa de Pascal ha sido recibida no sólo con sorpresa, sino básicamente con un enfado muy considerable, porque si efectivamente ese nuevo partido se convierte en una realidad, se desmontará una parte importante del proyecto de Puigdemont y del grupo de dirigentes afines que han organizado su cuartel general en la ciudad belga de Waterloo.

Fracasada la Crida Nacional per la República, Puigdemont decidió un asalto a los cargos clave del PDECat, lo que le permitiría utilizar todos los aparatos y la estructura del partido. Pero si una parte considerable de la militancia se va, el grupo de Waterloo se queda con una estructura casi vacía, con un esqueleto. Es decir, Puigdemont no podría parasitar la organización del PDCat. Y todo esto, sin tener en cuenta el eventual impacto electoral.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Albert, BCN, 11/04/2019 - 12:30

La ultima frase resume un poco la actitud de este cobarde impresentable... es un parasito, medra de los demas y cuando van mal dadas es el primero en escapar como una rata.

#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 11/04/2019 - 00:20

Ha empezado el banquete caníbal en Can Separata y Trilemont ya se ve en la bandeja. je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je, je