Publicidad

Puigdemont no pinta nada sobre la epidemia

Cabreo en Waterloo

Puigdemont, con un grupo de alcaldes independentistas, en su residencia de Waterloo

Los intentos de Puigdemont de conseguir su cuota de protagonismo en el escenario generado por la epidemia del coronavirus han fracasado por el momento. El ex presidente, que intenta aparentar que es relevante en esta crisis, no pinta absolutamente nada, e incluso los medios de comunicación afines no están logrando revertir la situación, a pesar de los esfuerzos de sus propagandistas.

Fuentes independentistas aseguran que este hecho ha provocado un notable enfado del ex presidente, que no entiende que esta vez sus declaraciones ni siquiera reciban críticas. Puigdemont, que se considera a sí mismo no sólo el líder del independentismo catalán, sino del conjunto de Catalunya -“un solo pueblo”, dice-, no acepta el hecho de que en este asunto nadie le haga caso.

El problema más grave, según las mismas fuentes, es que tanto el ex presidente como su entorno más cercano empiezan a pensar, aunque nadie se atreva a decirlo de manera pública y explícita, que tal vez esta situación sea probablemente la consecuencia de una eventual pérdida de peso y de influencia de Puigdemont en la política catalana. ¿Se trata de un indicio de que ha empezado su proceso hacia la irrelevancia?

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Juan Jose García, Cunit, 02/04/2020 - 17:17

No.Esta concluyendo.