Publicidad

Por el grado penitenciario de los presos

Capella, en un lío

Imagen de archivo de la consejera de Justicia, Ester Capella

La distensión entre Esquerra y Junts per Catalunya (JxC) está chocando con una dificultad. Es la propuesta -por ahora sólo es eso- de las juntas de tratamiento de las cárceles donde están recluidos los líderes independentistas, de aplicar a los encarcelados el segundo grado penitenciario, no el tercero, como pretendían los sectores más radicales del independentismo.

Amplios sectores de JxC están profundamente decepcionados por la posición de las juntas de tratamiento, que aún debe ser ratificada, o no, por los servicios penitenciarios del Departamento de Justicia, que dirige Ester Capella, dirigente de ERC. Esta consejera tiene, además, un importante peso en las estructuras de dirección del partido.

Ahora, sin embargo, Capella tiene un problema. El radicalismo independentista la considera responsable de que los presos no hayan accedido al tercer grado, y está siendo criticada con dureza. El problema de la consejera de Justicia es que difícilmente puede dar marcha atrás, porque este eventual cambio sería muy mal recibido por el PSOE, lo que implicaría importantes problemas en la negociación entre los socialistas y Esquerra para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del futuro Gobierno español.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad