Publicidad

Mano dura contra el independentismo

Casado no es Rajoy

Pablo Casado, nuevo presidente del PP, durante un acto del partido

Si Puigdemont busca una nueva aplicación del artículo155 a la Generalitat, porque considera que esa situación, con la correspondiente campaña de victimismo, sería beneficiosa para el independentismo catalán, está actuando correctamente intentando dejar en una situación difícil al Gobierno del PSOE para que Pedro Sánchez se vea obligado a convocar elecciones.

Si hubiera elecciones, parece probable que un pacto entre el PP y Ciudadanos pudiera propiciar una mayoría parlamentaria suficiente para la formación de un Gobierno presidido por Pablo Casado, ya que sería muy difícil que Ciudadanos superase a los populares. Y parece que éste es el escenario que está buscando Puigdemont.

El ex presidente es consciente de que Casado no es Rajoy, y que no tendrá dudas para decidir una nueva aplicación del 155 a la Generalitat, sobre todo si cuenta con el apoyo de Ciudadanos. En cualquier caso, no está claro que Puigdemont busque un 155 bastante más duro que el de Rajoy, porque Casado incluiría dos objetivos de los que prescindió el antecesor de Sánchez: los medios de comunicación de la Generalitat y el modelo de inmersión lingüística.

Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Rivas, Hospitalet, Tabàrnia, 31/07/2018 - 09:49

La gente no vota al PP porque vaya a derogar la inmersión lingüística. Han tenido treinta años para hacerlo y no han movido un dedo: no son de fiar. En cambio, C's tiene en su ADN la derogación de la inmersión lingüística: si no lo hiciera, pudiendo, sería su hundimiento como partido, al menos, en Cataluña.