Publicidad

Critica a Ernest Maragall

Coscubiela ataca

Joan Coscubiela presentando un libro crítico con el proyecto independentista

Los sectores de los comunes contrarios al independentismo radical, y que fueron marginados progresivamente por la dirección encabezada por Ada Colau, rechazan que la alcaldesa en funciones de Barcelona pueda pactar con Ernest Maragall para entregarle la alcaldía de la ciudad al candidato de Esquerra. La oposición al eventual pacto con Maragall es compartida por diversos ex dirigentes de los comunes, como Joan Coscubiela, Raimundo Viejo o Lluís Rabell.

En esta línea, la posición del ex diputado del Parlament y ex secretario general de CCOO de Catalunya es muy clara. Según Coscubiela, "las declaraciones de Maragall en relación a la alcaldía y los proyectos anunciados por Joan Canadell en la Cámara de Comercio tienen la misma filosofía. Poner las instituciones públicas de todos al servicio de un modelo de país que representa sólo a una parte. ¿Quién representa a la sociedad?”.

El ex diputado en el Congreso Raimundo Viejo es favorable a un acuerdo entre los comunes, el PSC y Manuel Valls, y asegura que “la pregunta es si Esquerra va a pactar con la derecha de Junts per Catalunya o si acepta un gobierno amplio de izquierdas”. Y Lluís Rabell, ex diputado en el Parlament, ve “legítimo” y una “exigencia democrática” que Colau acepte la oferta de Valls y mantenga la alcaldía, argumentando que el 26-M la izquierda fue mayoritaria en Barcelona y el independentismo no. Añade que “ceder” el gobierno municipal a Maragall sería una “irresponsabilidad”.

Publicidad
Publicidad

3 Comentarios

Publicidad
#3 Pan con tomate y jamón Ibérico, El Puig de la Guilla, l'Empordà, 04/06/2019 - 12:55

Lo de Barcelona es "susto o muerte" el Tete o la Colau, al final la solución será dar unas clases de catalán a los menas, manteros, lateros y okupas... bueno, es la democracia... cuando los votantes de esta ciudad se quieren tirar Tibidabo abajo...

#2 FERRANOT, BARCELONA, 04/06/2019 - 10:11

Coscubiela es un sindicalista de raza. Por dicha razón dice siempre lo que piensa sin ambages. Y, claro, en esta Catalunya indepe y podemizada, salirse de lo políticamente correcto es asegurarse el ostracismo más absoluto: los que molan son las Alamany, los Pisarello y los Fachín, con su eclectismo nacionalista-estalinista.

#1 Alejandro, Barcelona, 04/06/2019 - 09:21

El socialismo siempre degenera en nacional-socialismo. Ha pasado a lo largo de la historia: la Rusia soviética, la Italia fascista, la Alemania nazi, la China maoísta, la Corea del Norte juche, la Rumanía de Ceaucescu, la Cuba castrista, la Camboya de los jemeres rojos, la Venezuela bolivariana... y seguro que me dejo un montón .