Publicidad

La ven 'blanda' ante el independentismo

Críticas a Batet

Imagen de archivo de la diputada del PSC Meritxell Batet

Finalmente, Josep Borrell ha tenido que ceder a las presiones de Pedro Sánchez y del resto de la dirección del PSOE y encabezar la candidatura del partido al Parlamento Europeo en las elecciones del próximo 26 de mayo. De hecho, ha sido una maniobra del secretario general para apartar al todavía ministro de la política catalana y la española, y eliminar de esta manera un obstáculo importante en una eventual negociación con los independentistas catalanes.

Antes de asumir la orden de Sánchez, la realidad es que Borrell intentó otra operación que no consiguió salir adelante. Se trataba de presentarse como número uno de la candidatura del PSC al Congreso en las elecciones españolas del 28 de abril, un puesto que estaba reservado para Meritxell Batet, miembro de la comisión negociadora del Gobierno de Sánchez con los independentistas.

Fuentes del PSC explican que la operación para que Borrell fuese el número uno de la lista del PSC al Congreso estaba impulsada por sectores del PSOE, y del propio PSC, que consideran a Batet excesivamente blanda con los indedependentistas, y susceptible de ceder ante el independentismo. Borrell, sin embargo, hubiera garantizado que no se habría producido ninguna cesión a las reivindicaciones independentistas. Pero Sánchez desmontó este proyecto.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad