Publicidad
Confidencial · 24 de Mayo de 2019. 00:25h.

¿Cuántos proyectos hay?

El independentismo se ha roto

¿Cuántos proyectos hay?

Imagen de la celebración de la Diada de 2016 en Barcelona

En estos momentos, hay dos estrategias distintas en el independentismo catalán, con algunas divisiones en cada una de ellas: mantener las posiciones unilateralistas y rupturistas que se defendían hasta el otoño de 2017, que culminaron con la declaración de independencia en el Parlament, o apostar por una vía más pragmática y realista, negociando con la administración española y buscando una ampliación de la base social independentista, lo que implica aparcar por ahora la independencia.

La posición rupturista es impulsada por Puigdemont, con el grupo de Waterloo, y Junts per Catalunya, además de los departamentos del Govern controlados por sus dirigentes, y el presidente Torra. Sin embargo, la Asamblea Nacional Catalana, que ha perdido gran parte de su poder de convocatoria, acusa a estos sectores de haber renunciado al mandato democrático del 1 de octubre y de limitarse a realizar una política de gestos y símbolos, sin consecuencias reales. Esta posición es compartida por la CUP, que se niega a cualquier tipo de pacto y va por libre.

La estrategia pactista y pragmática está encabezada por Oriol Junqueras y Esquerra -no hay unanimidad en el partido, como refleja la disidencia de Marta Rovira-, con el apoyo de los sectores del PDECat contrarios a Puigdemont, liderados por Marta Pascal, que cuenta con dirigentes como Carles Campuzano, Jordi Xuclà y Artur Mas, entre otros. Estos sectores incluso podrían crear un nuevo partido, al margen del PDECat, para esquivar el control de Puigdemont. Por tanto, todas estas tendencias y subtendencias configuran un panorama de división y dispersión que hace muy difícil determinar cuál es actualmente el  proyecto del independentismo.

Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 M, Sabadell, 24/05/2019 - 13:07

Es una evidencia que Catalunya nunca va a poder conseguir la independencia por mucho que se emperren unos cuantos, por lo tanto, el seguir empecinados en un proyecto irrealizable, es de nulo realismo y escasa inteligencia política y humana.

#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 24/05/2019 - 00:23

El anarquismo hispano en pleno auge. Por mucho que juguéis a ser paisito sois españoles de España hasta la médula..