Publicidad

No quieren problemas con España

Desmarque escocés

Una bandera escocesa, en el mismo mástil que una 'estelada'

El independentista SNP escocés, dirigido por la ministra principal para Escocia, Nicola Sturgeon, no quiere ni comparaciones ni eventuales actuaciones comunes con el proceso soberanista catalán, a pesar de que los independentistas de Catalunya tienen al SNP como uno de sus principales referentes.

Sturgeon y su equipo son muy pragmáticos, y saben perfectamente que para mantenerse dentro de la Unión Europea (UE) después del Brexit, o para volver a la Unión cuando se haya formalizado la salida británica, les hará falta el apoyo del Estado español en el sentido de que los españoles no veten la pertenencia escocesa.

Es decir, el independentismo escocés prefiere desmarcarse del proceso catalán para no enfadar al Gobierno español, que en cualquier caso colocará todos los obstáculos que pueda a Escocia. El ministro español de Exteriores, Alfonso Dastis, ya ha dicho que Escocia tendría que “ponerse a la cola” para ingresar en la UE.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad