Publicidad
Confidencial · 18 de Julio de 2019. 00:25h.

Diputación: más que un pacto

El independentismo entra en la realidad

Diputación: más que un pacto

Núria Marín (PSC), con Celestino Corbacho, tras ser elegida presidenta de la Diputación de Barcelona

El pacto entre Junts per Catalunya (JxC) y el PSC, avalado por Puigdemont ante el silencio de Torra, no es sólo un reparto de cargos, sueldos y un presupuesto de casi mil millones de euros anuales. Fuentes independentistas opinan que se trata de algo mucho más profundo y que significa un cambio muy importante en el escenario político catalán de cara al futuro.

Estas fuentes añaden que este pacto refleja que el mundo ex convergente está empezando a tirar la toalla de la ficción, el simbolismo y la política de gestos, para entrar en el ámbito de la realidad. En este sentido, y aunque lógicamente habrá una fuerte resistencia del radicalismo, esta nueva versión de la sociovergencia refleja el inicio de la vuelta al realismo, al margen de las utopías.

La actuación de JxC en este asunto demuestra que los ex convergentes, a pesar de los sectores radicales irreductibles por ahora, ya no se sienten obligados a aparentar una unidad imposible para una república inviable. Ahora ya está llegando el momento de volver a la normalidad, al pragmatismo, a los negocios habituales -y la Diputación de Barcelona es un gran negocio-, prescindiendo de una farsa que, además, ha terminado muy mal. Esto es el principio del final.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad