Publicidad
Confidencial · 29 de Enero de 2020. 00:25h.

Echar al presidente sale barato

Sólo se quemaron tres contenedores

Echar al presidente sale barato

Uno de los contenedores quemados este lunes en el centro de Barcelona

La capacidad de movilización y agitación de los grupos del radicalismo independentista catalán ha bajado mucho si se compara con la que estos colectivos demostraban  hace algunos meses. La expresión que antes era habitual oir durante sus actuaciones, las calles son nuestras, actualmente ya no tendría ningún sentido, ni de lejos.

Ahora, cumpliendo la legislación vigente, el Estado ha dejado a la máxima autoridad de la Generalitat, su presidente, Quim Torra, sin capacidad legal para seguir en el cargo. Y la reacción de los radicales ante esta actuación sin precedentes de la administración española se ha limitado a la quema de tres contenedores en el centro de Barcelona por 50 manifestantes de los 300 que se concentraron en el parque de la Ciutadella. Está muy claro que las calles ya no son nuestras.

Fuentes independentistas admiten que el notable descenso de la capacidad de respuesta del independentismo es paralelo al progresivo agotamiento del impulso del movimiento que puso en marcha el proceso independentista. La ruptura de la unidad del independentismo, agudizada últimamente, es una de las causas de esta dinámica. Otra es el error de valoración sobre la capacidad de actuación del Estado. 

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Lepero, Barcelona/Tabarnia, 29/01/2020 - 19:41

De mica en mica també es buida la pica.