Publicidad

Podría haber delitos de rebelión

El 10-N, pocas bromas

Imagen electoral de archivo

Si se materializasen las amenazas de grupos de los comités de defensa de la república (CDR) y de tsunami democrático de alterar con desórdenes la jornada de reflexión electoral de este sábado 9, o el propio día de las elecciones, el domingo 10, los protagonistas de estos eventuales disturbios podrían ser acusados de un delito de rebelión, según fuentes judiciales.

Esta acusación se haría en base al artículo 472 del Código Penal, que en una situación como la actual, y teniendo en cuenta la entidad de los eventuales incidentes, sería de aplicación prioritaria sobre la ley orgánica de régimen electoral general, cuyo artículo 147 dice: “Los que perturben gravemente el orden en cualquier acto electoral o (…) serán castigados con la pena de prisión de tres a doce meses o la multa de seis a veinticuatro meses”.

El artículo 472.3 del Código Penal, que sería aplicable en este caso, dado que según las mismas fuentes, no se trataría de un incidente aislado en un colegio electoral, sino de unos desórdenes más generalizados, establece: “Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes (…) : 3 - Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos”.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad