Publicidad

Roger Torrent lo tiene crudo

El cerco se estrecha

El presidente del Parlament, Roger Torrent, durante una sesión de la cámara

El camino de Pere Aragonès hacia su candidatura a la presidencia de la Generalitat en la lista de Esquerra se está despejando claramente, dado que su principal adversario en esta pugna, Roger Torrent, está empezando a experimentar las consecuencias de un cerco judicial que podría acabar con sus ya escasas opciones de disputarle la candidatura al vicepresidente del Govern y titular del Departamento de Economía.

El Tribunal Constitucional ha remitido una segunda petición a la fiscalía para que decida si inicia actuaciones penales contra Torrent, y otros miembos de la Mesa del Parlament, por impulsar la tramitación de propuestas que el tribunal considera ilegales. Por tanto, las posibilidades de que el presidente de la cámara tenga problemas judiciales están aumentando de manera considerable.

En cualquier caso, la situación para Torrent podría mejorar, porque es posible que la fiscalía no decida sobre el asunto hasta que tome oficialmente posesión de su cargo la nueva fiscal general del Estado, la ex ministra de Justicia Dolores Delgado, que llega  con la misión fundamental de ayudar a los dirigentes independentistas a solucionar sus problemas judiciales, con el objetivo de que, como contrapartida, apoyen el proyecto presupuestario del Gobierno estatal del PSOE.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad