Publicidad
Confidencial · 5 de Diciembre de 2018. 00:20h.

El doble juego de la CUP

Cómplice de mantener los recortes

El doble juego de la CUP

David Fernández y Artur Mas el 9-N de 2014

La CUP ha intentado pasar desapercibida durante las recientes jornadas de huelgas y protestas de sectores profesionales de los más importantes servicios sociales dependientes de la Generalitat. De hecho, según fuentes independentistas no vinculadas a la CUP, los cupaires pretenden que no se recuerde ahora su total pasividad sobre las principales reivindicaciones de los huelguistas.

Así, la CUP lleva años sin exigir a los diversos gobernantes de la Generalitat, sus aliados hasta ahora, que reviertan los considerables recortes del gasto social que aplicó Artur Mas, y que es la principal exigencia de los huelguistas que se movilizaron hace días. Los diputados de la CUP incluso dieron su apoyo al proyecto de presupuesto de la Generalitat de 2017, que mantenía los recortes.

Una imagen de esta actitud de la CUP se produjo durante la jornada de la consulta del 9-N de 2014. Se trata del emocionado abrazo de uno de los más importantes dirigentes cupaires en aquellos momentos, David Fernández, con Artur Mas, el impulsor de los recortes cuya reversión es el objetivo de los huelguistas que han protagonizado las recientes e importantes movilizaciones contra la Generalitat. Estos días, la CUP, que ha apoyado a los huelguistas, ha pedido “un cambio de modelo estructural en los servicios públicos”.

Publicidad

3 Comentarios

Publicidad
#3 Capit@n España, The broquil is over, 05/12/2018 - 14:19

Serà divertit veure als Cupijos aseguts al costat de Vox al Parlament català.Hahahahaha

#2 Capit@n España, The broquil is over, 05/12/2018 - 14:17

Jo penso demanar per Reis el ninot "abraçadetes". No decep

#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 05/12/2018 - 00:34

Los carlistas cupijos son hijos y nietos de los corrupgentes, así que no es tan extraño que se abrazen como en la foto. Si tienen que decidir entre izquierda y separatismo eligen separatismo, y es lo que han hecho. ¿de izquierdas? Y una mierda.