Publicidad

Junqueras y Puigdemont no se soportan

El factor humano

Puigdemont y Junqueras en el Palau de la Generalitat

Al margen de las discrepancias políticas, que son muy importantes y están en el origen de la ruptura entre Esquerra y Junts per Catalunya, fuentes de ambos grupos aseguran que no puede olvidarse el tremendo deterioro de las relaciones personales entre Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, que ya eran muy frías cuando estaban juntos en el Govern de la Generalitat.

Estas fuentes dicen que el inicial distanciamiento político y personal entre los dos dirigentes se ha convertido ya en un enfrentamiento abierto, y ninguno de ellos hace el más mínimo esfuerzo para ocultar este enfrentamiento personal, que se suma a las profundas divergencias existentes  en estos momentos entre sus estrategias políticas sobre el proyecto independentista.

Junqueras y su entorno, dicen fuentes de Esquerra, no soportan que Puigdemont, que lleva casi un año en el extranjero, intentando dirigir la política catalana desde fuera de Catalunya, amenace al líder de ERC con la acusación de traidor y botifler si se desvía de sus instrucciones, cuando el propio Junqueras lleva casi un año en la cárcel por defender las posiciones que Puigdemont, en Waterloo, dice defender.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad