Publicidad
Confidencial · 8 de Febrero de 2019. 00:10h.

El ‘mandato democrático’

El Supremo desmonta el 1-O

El ‘mandato democrático’

Imagen del intento de referéndum del 1-O de 2017

Gran parte del montaje jurídico e ideológico del proyecto independentista, que fracasó finalmente el otoño de 2017, está basado en el supuesto mandato democrático que procede del intento de referéndum del 1 de octubre de 2017, que fue supuestamente ganado por una mayoría de votantes favorables a la independencia de Catalunya.

Sin embargo, toda esta teoría del independentismo ha sido desmontada por una reciente sentencia del Tribunal Supremo que, aunque se refiere a otro intento de referéndum, el del 9 de noviembre de 2014, es perfectamente aplicable al 1-O, según fuentes jurídicas. Se trata de la sentencia que rebaja las condenas a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau por su implicación en el 9-N.

Según la sentencia, “no existe un derecho a participar en un proceso de votación cuya ilegalidad viene proclamada por quien es intérprete y garante de los derechos fundamentales”, es decir, el Tribunal Constitucional, que había declarado ilegal el 9-N. Y se añade que, por tanto ese proceso participativo, “con independencia de su naturaleza, era contrario a la Constitución". También afirma que "si la autoridad correspondiente suspende una votación de ese tipo, como debe hacer, el incumplimiento de tal orden por sus destinatarios será desobediencia”. La conclusión es que el mandato democrático es un invento.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 08/02/2019 - 00:19

"La conclusió és que el mandat democràtic és un invent." Uno de tantos de la la Compañía Separatista, más conocida como Pepe Gotera y Otilio, Chapuzas a Domicilio.