Publicidad
Confidencial · 9 de Noviembre de 2018. 00:00h.

Entre Lledoners y Waterloo

El poder está fuera de Barcelona

Entre Lledoners y Waterloo

Imagen de la vivienda alquilada por Puigdemont en Waterloo (foto ‘L’Echo’- Kristof Vadino)

El principal poder institucional y político de Catalunya es la Generalitat, pero en estos momentos, a pesar de que su sede está en Barcelona, se produce una circunstancia muy poco habitual: el poder político de Catalunya no está en Barcelona, sino que lo comparten la prisión de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (el Bages), y la ciudad belga de Waterloo. Aunque, tal vez, también habría que añadir a Madrid.

Aunque el presidente de la Generalitat, Quim Torra, reside en Barcelona, y está en el Palau de la Generalitat, su presencia es casi simbólica, ya que se limita a obedecer las instrucciones que le llegan desde Waterloo, donde permanece huido  de la justicia española el ex presidente Puigdemont, con algunos de los ex consejeros de su antiguo Govern. Torra ni siquiera se atreve a entrar en el despacho presidencial.

Y por otra parte, importantes representantes empresariales y políticos visitan habitualmente la prisión de Lledoners para reunirse con el líder de Esquerra, Oriol Junqueras, que se encuentra encarcelado a la espera de juicio por los hechos de septiembre y octubre del pasado año, cuando se declaró la independencia de Catalunya. No puede olvidarse que a Junqueras le ha visitado, entre otros dirigentes, el presidente de la gran patronal española, la CEOE, Joan Rosell.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad