Publicidad

Entre Waterloo y el Gobierno del PSOE

ERC, descolocada

Oriol Junqueras saludando a Pedro Sánchez en el Congreso

El enfrentamiento de Puigdemont y el grupo de Waterloo con la administración española en relación con la ofensiva del Estado contra la epidemia del coronavirus, ha colocado a la dirección de Esquerra en una posición de ambigüedad, sin atreverse a apoyar las iniciativas del Gobierno de Madrid, ni a hacer un frente común con Puigdemont y Torra.

Oriol Junqueras y su equipo quieren seguir manteniendo su positiva relación actual con el Gobierno de Pedro Sánchez, y por tanto, no pueden realizar una crítica frontal de la actuación del Ejecutivo de Madrid en este asunto. Sin embargo, los dirigentes de Esquerra intuyen las elecciones catalanas no pueden estar muy lejos, y no quieren ceder todo el espacio del  independentismo radical al grupo de Waterloo.

El problema, según admiten fuentes de la formación, es que esta indefinición ha dejado al partido en fuera de juego, dado que no ha planteado una postura clara y firme. Esta contradicción, que se produce desde que Esquerra abandonó el unilateralismo para decidirse por la moderación y el pragmatismo, será muy difícil de superar y es, de hecho, el punto más negro del futuro del partido dirigido por Junqueras.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Ton c., Sallent, 20/03/2020 - 10:12

Ara esteu a la vostre salsa arrosegant- vos per la merda que escampeu dia a dia, sou uns cracks. Que li espera al director un càrrec a Madrid com l' Hernández del Periódico.