Publicidad

Defiende “la confrontación” y “el diálogo”

ERC no se aclara

Oriol Junqueras y Marta Rovira, durante un acto de Esquerra

La dirección de Esquerra está empezando a enviar señales totalmente contradictorias a medida que parece acercarse la convocatoria electoral en Catalunya. Tanto la portavoz del partido, Marta Vilalta, como la secretaria general, Marta Rovira, huida de la justicia española a la ciudad suiza de Ginebra, han coincidido estos días en defender al mismo tiempo como estrategia de Esquerra “la confrontación” y “el diálogo”, algo que es absolutamente incompatible.

Así, Vilalta ha declarado que “con una mano debemos enarbolar la bandera del diálogo, pero con la otra, la de la confrontación”. Y parece un mensaje coordinado y perfectamente planificado, porque casi al mismo tiempo, Rovira ha afirmado que “estamos en un conflicto político, y eso implica confrontación, aunque nunca sea querida”, añadiendo que, sin embargo, ERC no debe “regalar la bandera del diálogo a Pedro Sánchez”, señalando que es esencial mantener esta voluntad de diálogo tanto dentro como fuera de Catalunya. Y este mismo domingo han aparecido unas declaraciones de Roger Torrent, presidente del Parlament, defendiendo que la confrontación es “compatible” con el diálogo.

Fuentes de Esquerra explican esta contradicción con el argumento de que el partido, favorito en todas las encuestas para ganar las próximas elecciones, sabe que sólo podrá gestionar la Generalitat desde el diálogo y la negociación. Sin embargo, teme la potencia electoral de Carles Puigdemont, y para contrarrestar al ex presidente, que es muy probable que encabece la candidatura de Junts per Catalunya, reivindica la confrontación, en un planteamiento que resulta confuso y contradictorio.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad