Publicidad

Ambos desprecian la mesa de diálogo

ERC y JxC coinciden

Imagen de la primera reunión de la mesa de diálogo entre los independentistas y el Gobierno español

La última gran pelea entre Esquerra y Junts per Catalunya (JxC), al margen de la dimisión forzada del consejero Alfred Bosch, se ha producido sobre la mesa de diálogo con el PSOE. Mientras que el partido que dirige Oriol Junqueras es favorable a mantener negociaciones con el Gobierno español, el grupo liderado por el ex presidente Puigdemont desde Waterloo es contrario a esas negociaciones y desprecia la mesa de diálogo.

Sin embargo, fuentes de Esquerra dicen que, de hecho, esa pelea es bastante artificial, porque hay coincidencia entre ambas partes sobre el valor de la mesa. Junqueras y su equipo, dicen estas mismas fuentes, también desprecian a la mesa, pero están convencidos de que, como se demostró en el otoño de 2017, la vía unilateral no es posible, por el momento.

Por tanto, los dirigentes de Esquerra creen que mediante el diálogo con el Estado pueden obtener alguna mejora del autogobierno catalán, y sobre todo, ganarán tiempo para conseguir una base social más amplia que la actual. Cuando esa base social esté preparada, habrá llegado el momento y “lo volveremos a hacer”. De hecho, la única diferencia entre ERC y JxC es de tiempo.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad