Publicidad
Confidencial · 14 de Marzo de 2018. 00:10h.

Es Llarena y también la CUP

Ocultan que no tienen mayoría

Es Llarena y también la CUP

Imagen de la portavoz del secretariado nacional de la CUP, Núria Gibert

El independentismo catalán ha organizado una gran campaña de victimismo por la negativa del magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena a permitir que Jordi Sànchez pueda asistir a una sesión plenaria del Parlament -ha sido desconvocada- para votar su eventual investidura como presidente de la Generalitat.

Sin embargo, durante esta campaña se está olvidando un dato importante, y es que los independentistas no habrían tenido en el Parlament la mayoría necesaria para aprobar la investidura de Sànchez, porque la CUP ya ha anunciado que no votaría a favor del candidato. Sànchez nisiquiera hubiera podido ser investido por mayoría simple, dado que sin los cuatro votos de la CUP y los de Puigdemont y Comín, el independentismo habría conseguido 64 votos y el resto 65.

El hecho de que esta posición de la CUP no aparezca en la campaña de quejas independentistas, parece indicar que el único objetivo de presentar la candidatura de Sànchez era la puesta en marcha de una ofensiva de críticas contra el nivel de democracia en el Estado español, por su negativa a permitir la investidura del candidato.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad