Publicidad

Torra ningunea a Sánchez con la llamada

Humillación

Pedro Sánchez con Quim Torra, en La Moncloa

A Pedro Sánchez no le ha servido de nada su bajada de pantalones aceptando llamar a Torra, después de haberse negado de manera reiterada a hacerlo. Por una parte, Esquerra ha revelado que el líder del PSOE ha cedido por las exigencias del partido de Junqueras. Después, el candidato a la investidura ha intentado ocultar la realidad incluyendo la llamada a Torra en el marco de una ronda con todos los presidentes autonómicos. Pero, ¿que relación tienen los presidentes autonómicos con la investidura? Ninguna.

Sin embargo, toda esta peripecia no le ha servido de nada al candidato a presidir el futuro Gobierno español. Torra ha reaccionado ninguneando el gesto de Sánchez y le ha dejado en  ridículo. El presidente catalán ha exigido ahora un marco bilateral de relaciones para plantear su reivindicación del “derecho de autodeterminación” y el “fin de la represión”, en referencia a los procesos judiciales abiertos.También ha colaborado con Torra en esta operación la consejera de Presidencia de la Generalitat y portavoz del Govern, Meritxell Budó.

Este episodio coloca a Sánchez en una posición política muy débil en las negociaciones, ya que ha demostrado que está dispuesto a cualquier cesión con el objetivo de conseguir los votos que necesita para ser investido. Al margen de las valoraciones políticas, el candidato a la investidura tampoco queda muy bien en un nivel personal, después de haber sido ninguneado por Torra.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad