Publicidad

Silencio del líder del PSC

Iceta, 'missing'

Miquel Iceta con Pedro Sánchez durante un acto del PSC

Algunos dirigentes del PSC dicen que el nulo protagonismo de Miquel Iceta durante la crisis del coronavirus es el resultado de la decisión de no interferir en ningún momento en una actuación que corresponde a la administración española. Por tanto, el primer secretario del PSC ha optado por la discreción, para que sea Pedro Sánchez el único dirigente socialista que ejerza el liderazgo en el conjunto del Estado.

Sin embargo, algunas fuentes del PSC consideran que este planteamiento, que es lógico y coherente, no es un obstáculo para que los socialistas catalanes puedan jugar un cierto papel en esta crisis, dado que cuando la situación se estabilice, habrá que colaborar en la aplicación de un proyecto que permita la recuperación de la economía catalana, muy dañada por la actual emergencia sanitaria.

Además, según estas mismas fuentes, cuando la epidemia empiece a ser controlada con unas ciertas garantías, es muy probable que se convoquen las elecciones catalanas. Y el PSC debería actuar ya contra la crisis del coronavirus en Catalunya para capitalizar esta actuación durante la campaña electoral. De momento, la imagen de los socialistas catalanes es la de un simple instrumento del PSOE en Catalunya.

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 Juan Jose García, Cunit, 10/04/2020 - 10:59

Cuando empieze a relajarse la tension sanitaria,la tensión social tendrá tal magnitud que será
un vórtice que se lo traga todo.Y luego vendran los ajustes del MEDE.En los proximos cuatro años
no creo que oigamos hablar de Iceta.

#3 tonino, BCN, 09/04/2020 - 13:16

Que salga a bailar este tontorrón. La sociedad necesita alegría, salero...

#2 Sarola, Castelldefels, 09/04/2020 - 09:07

On es , on está amagat "La Mandonguilla" del PSC conegut com l' Encarnació del Mal.

#1 VRaptor, Alicante, 09/04/2020 - 00:55

La economía catalana viene tocada de lejos y su recuperación va a depender más de factores políticos que económicos. En caso de no transmitir una imagen de estabilidad, seguirá menguando la confianza de la inversión y de la creación de nuevos puestos de trabajo. Desembocará en una ralentización continua. Mal asunt