Publicidad
Confidencial · 2 de Julio de 2019. 00:35h.

Independencia y vivienda

Sorprendente conclusión en Quebec

Independencia y vivienda

Montaje gráfico con las banderas del Quebec y de Catalunya

La reactivación de las posiciones favorables al independentismo puede tener unas consecuencias inesperadas sobre el precio de la vivienda. Esta conclusión, sobre el caso del Quebec, aparece en el libro Canadiana, del que es autor el diplomático y articulista Juan Claudio de Ramón, que lo escribió después de haber ejercido durante cuatro años el cargo de consejero en la embajada española de Otawa. El asunto es tratado en el blog del periodista José Antonio Zarzalejos en El Confidencial.

De Ramón analiza el caso del Quebec, y lo relaciona con el de Catalunya. En ese contexto realiza un análisis comparativo entre Montreal y Toronto, que podría equivaler a una cierta comparación entre las situaciones de Barcelona y Madrid. En cualquier caso, el diplomático, aunque establece similitudes entre el problema del Quebec para Canadá y el de Catalunya para España, deja muy claro que también hay bastantes diferencias.

En este sentido, explica la salida de empresas de Montreal hacia Toronto a consecuencia del conflicto independentista, y dice: “Si la amenaza de la separación marcó la huida del capital, las nuevas ordenanzas lingüísticas invitaron a muchas familias anglófonas, quebeckers, de varias generaciones, al exilio. Puede que más de medio millón de montrealers hayan salido de Montreal en los últimos cuarenta años”. Y así, “cada vez que [en Montreal] el soberanismo gana o repunta en las encuestas, los precios de la vivienda en Toronto suben”.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 Decebut, bcn (tbn), 02/07/2019 - 11:45

Bueno, aquí es diferente: los precios de la vivienda suben y suben, pase lo que pase

#1 Pepe, Alacant, 02/07/2019 - 10:41

(?), lo que queda claro es que durante los referéndums separatistas, empresas y familias se marcharon y no han vuelto, la economía de Quebec ha retrocedido, y su población ha disminuido. Si eso pudiera ocurrir en Cataluña queda fuera de toda duda, económicamente ya está ocurriendo.