Publicidad

Por el bloqueo del Govern

Inquietud empresarial

Imagen de la sede de la patronal catalana Fomento del Trabajo

El cambio de Gobierno en Madrid y los intentos de diálogo del nuevo jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, propiciaron un cierto optimismo entre los empresarios catalanes, que consideran muy perjudicial para la economía catalana las consecuencias del proceso soberanista.

Sin embargo, fuentes empresariales dicen que las cosas han cambiado, y el pesimismo ha vuelto al empresariado catalán, porque el supuesto diálogo no parece que tenga ningún futuro político consistente, más allá de las correspondientes fotos para que tanto Sánchez como Torra se autoproclamen defensores de la negociación.

La inquietud empresarial procede, sobre todo, de la situación de parálisis institucional y política del Govern de la Generalitat, dado que muchas empresas están esperando decisiones de la administración catalana para poner en marcha sus proyectos. Además, la tensión política, aunque de momento sea sólo verbal, es un obstáculo real para la llegada de inversiones de fuera de Catalunya.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad