Publicidad
Confidencial · 23 de Mayo de 2019. 00:35h.

Junqueras: se le ve el plumero

"Tenemos que hablar", le dijo a Sánchez

Junqueras: se le ve el plumero

Oriol Junqueras saludando a Pedro Sánchez en el Congreso

El máximo dirigente de Esquerra, Oriol Junqueras, mantiene una imagen de líder independentista muy crítico con el Estado español, pero realmente está convencido de que sólo una negociación con la administración de Madrid podrá sacar a Catalunya de la situación de crisis y paralización institucional y política que está sufriendo en estos momentos.

Sin embargo, el pánico a ser calificado de traidor a la causa independentista, provoca que intente ocultar ese deseo de iniciar, cuanto antes, esa negociación con el Gobierno del PSOE que surgirá del Congreso configurado por las elecciones generales del pasado 28 de abril. Y por eso Junqueras buscó a Pedro Sánchez el pasado martes en el Congreso, para decirle: “Tenemos que hablar”.

¿Y de qué “tenemos que hablar”? De cualquier cosa. Junqueras necesita que la administración española realice algun gesto que él pueda vender, ante su propio partido y ante el conjunto del independentismo, como una negociación sobre algún tipo de referéndum respecto a la futura relación entre Catalunya y el Estado español. Porque, después de casi diez años, el proceso independentista no ha conseguido absolutamente nada.

Publicidad
Publicidad

2 Comentarios

Publicidad
#2 LA MENTIDE, TE LAS CAMES CURTES, Barcelona, 23/05/2019 - 10:23

S'ELS HI VEU EL LLAUTO
i ja cada vega podeu ENGANYAR MENYS

Vosaltres SOLETS, SOLETS
us vau ficar en el forat
que es el que VOLEU
sidralls i circs i RES MES

Ara voleu traslladar el CIRC DEL PROCES a Madrit
i com no sera com el Parlament Catala, VICTIMISME A LA VISTA

#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 23/05/2019 - 00:26

Ciniqueras: "¿Qué hay de lo mío?"
Pedrondo VII: Aguanta, Oriol, aguanta.

O eso, o fue Ciniqueras implorando casi de rodillas que Pedrondo le saque las castañas del fuego después de haberle hecho un corte de mangas con Iceta. Hay que ser gilipollas rematado. Pero claro, Ciniqueras no da para más.