Publicidad

El ex presidente lo tiene crudo

JxC frena a Mas

Artur Mas, durante una entrevista radiofónica

Artur Mas sigue maniobrando dentro del bloque neoconvergente porque considera que todavía tiene posibilidades de conseguir el liderazgo futuro de este espacio político. Pese a todo, hasta el 23 de febrero de 2020 está judicialmente inhabilitado para ocupar cargos públicos, por su participación en la organización del intento de referéndum ilegal del 9 de noviembre de 2014.

Sin embargo, éste no es su único problema. Últimamente, Mas está recibiendo del PDECat y de su marca electoral, Junts per Catalunya (JxC), algunas señales en el  sentido de que debería moderar sus aspiraciones. Y lo más preocupante es que estas señales negativas no proceden sólo de los sectores afines a Puigdemont, sino también de algunos grupos distanciados de Waterloo.

Además, también juega en contra de las pretensiones de Mas el hecho de que, desmontando las previsiones existentes, JxC consiguiese en las elecciones del 10-N un aumento de votos y un escaño más en el Congreso de los Diputados. Es decir, que algunos piensan ahora que las cosas no van tan mal como para buscar un salvador que, por otra parte, tampoco demostró una gran eficacia cuando era el líder de CiU.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Ojotuerto, Calafell (Tabarnia), 22/11/2019 - 08:37

Aquel abrazo raruno entre éste señor y el de la CUP, que tiempo antes lo habían lanzado a la papelera de la historia, como si fuesen unos herederos de Pujol, que le estuvieran negando la sucesión. El timón de la chalupa exclavista con maldició marinera. !Qué tiempos!.