Publicidad

Cree que aún puede ganar en Catalunya

JxC se reactiva

Laura Borràs con el ex presidente Puigdemont en una imagen de archivo

Los resultados del 10-N, con subida de votos y un escaño de Junts per Catalunya (JxC), que llegó a estas elecciones con unas expectativas muy pesimistas, y el descenso de Esquerra, que ha perdido votos y dos escaños, han devuelto la confianza a los neoconvergentes. Ahora, se ven con posibilidades de seguir ganando terreno en la perspectiva de las próximas elecciones catalanas.

Fuentes de JxC opinan que juega a su favor de manera clara su apuesta decidida por el no a la evenual investidura de Pedro Sánchez como presidente del futuro Gobierno español, frente a las ambigüedades y dudas de la dirección de Esquerra, una actitud que está desconcertando a sus propios militantes y votantes.

Asímismo, los ex convergentes están convencidos de que podrán capitalizar electoralmente la casi segura condena judicial del presidente Torra por desobediencia, incluyendo el show que organizó durante la vista del juicio. Y por último, hay que tener en cuenta que Puigdemont es un activo electoral muy importante, y es seguro que protagonizará algún episodio polémico -¿intentará ser candidato?- para beneficiar a JxC. La conclusión es que Esquerra no tiene las cosas tan claras como parece.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad