Publicidad

Un modelo cuestionable para Catalunya

¿Kosovo?

Hashim Thaçi, presidente de Kosovo, con la bandera de su país

El presidente Torra invocó hace días el modelo de Kosovo para Catalunya, contestando a la negativa del Gobierno español a reconocer la existencia del derecho de autodeterminación. Argumentando sobre la senencia del Tribunal Internacional de Justicia de La Haya de 2010 respecto a Kosovo, Torra dijo que “el Tribunal estima que el derecho internacional no comporta ninguna prohibición aplicable a las declaraciones de independencia".

El 17 de febrero de 2008 Kosovo declaró la independencia sin el aval de Serbia, y dos años más tarde este tribunal dijo que la declaración "no infringe el derecho internacional general". El referéndum previo a la independencia de Kosovo se realizó bajo una tremenda presión secesionista de la Unión Europea, la OTAN y EEUU. En diciembre de 2010, el Consejo de Europa vinculó en un informe al entonces primero ministro y actual presidente, Hashim Thaçi, con el tráfico de heroína, armas y órganos humanos.

Los órganos humanos procederían de víctimas serbias, y corresponderían al caso denunciado por Carla del Ponte, fiscal del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, en 2008. Además, numerosos testigos de los hechos habrían sido asesinados. Hashim Thaçi fundó el UCK, que se presentó durante las guerras de los Balcanes como un grupo guerrillero de liberación de los albanokosovares para luchar contra los serbios, a pesar de que se acusó este grupo de ser, de hecho, una organización mafiosa que controlaba el tráfico de drogas, armas y órganos humanos.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad