Publicidad
Confidencial · 22 de Noviembre de 2019. 00:00h.

La CUP, con perfil bajo

Se alinea discretamente con Waterloo

La CUP, con perfil bajo

Imagen de una reunión de la asamblea nacional de la CUP

La CUP consiguió un éxito en las elecciones del 10-N, ya que entró por primera vez en el Congreso de los Diputados con dos escaños. Sin embargo, desde entonces ha asumido un perfil bajo en sus actuaciones. Y esta actitud sorprende en algunos sectores de la política catalana, sobre todo porque se produce cuando se están planteando cuestiones tan importantes como la eventual investidura de Pedro Sánchez como futuro presidente del Gobierno del Estado.

Fuentes independentistas dicen que la CUP, a pesar de que es muy crítica con las estrategias del Govern de Esquerra y de Junts per Catalunya (JxC), sigue manteniendo planteamientos muy similares a los de Puigdemont y el grupo de Waterloo. Y si llega un momento decisivo, se alineará, sin ninguna duda, con el bloque independentista.

El perfil bajo de su actuación está provocado, según estas fuentes, porque la CUP es consciente del desgaste que ha sufrido al haber apostado todo su capital político a una opción, el proceso independentista, que no sólo ha fracasado totalmente, sino que ha evidenciado que era algo muy parecido a una gran mentira. Y los cupaires pretenden colocarse ahora en el sector de los engañados.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad