Publicidad
Confidencial · 14 de Enero de 2020. 00:18h.

La CUP, fuera de las fotos

Está en una fase de perfil bajo

La CUP, fuera de las fotos

Artur Mas y David Fernández se abrazan la noche del 9-N de 2014

A pesar de sus habituales críticas al Govern, a Esquerra y a Junts per Catalunya (JxC), la CUP acude al rescate del independentismo en el Parlament en los momentos decisivos, y cierra filas con ambas formaciones sumando sus votos, para evitar victorias importantes de la oposición. Es decir, sus críticas no suelen ir más lejos de las palabras.  

De todas formas, el perfil de la CUP es bajo desde hace bastantes meses. Fuentes independentistas radicales hablan de una cierta decepción por el triste final del proyecto del  independentismo, un proyecto a favor del cual apostaron con fuerza los cupaires. Precisamente, las  reflexiones que esta apuesta están provocando actualmente dentro de la CUP podrían ser una de las principales causas de su bajo perfil de actuación.

Es evidente que el difícil equilibrio interno de la CUP entre su alma social y su alma independentista se rompió totalmente a favor de la segunda, una ruptura que empezó a materializarse cuando decidieron presentarse a las elecciones al Parlament. Después, la alianza con el denominado sector negocios de Convergència (reflejada en la imagen del abrazo entre David Fernández y Artur Mas), lo que es totalmente contrario a la esencia de la CUP, acabó desnaturalizando los esquemas ideológicos cupaires. Sobre todo esto se estaría reflexionando ahora.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad