Publicidad
Confidencial · 1 de Octubre de 2019. 00:15h.

La CUP pierde el rumbo

Entra en la ficción y los gestos

La CUP pierde el rumbo

Imagen de una reunión de la asamblea nacional de la CUP

El desarrollo del último pleno del Parlament, dedicado al debate sobre política general, y marcado por la detención de miembros de los CDR, acusados de tenencia de material que podría ser utilizado para fabricar explosivos y de preparar atentados terroristas, evidenció que la CUP ha prescindido ya de sus estrategias iniciales para entar en una nueva fase, definida por el puro y simple seguidismo de los planes de Puigdemont y del grupo de Waterloo.

Sus propuestas de resolución durante ese pleno parlamentario indican, según fuentes independentistas, que los cupaires han decidido olvidarse de la realidad y han optado por los brindis al sol. Se trata de un planteamiento que omite totalmente el análisis de la situación real, y que cae en contradicciones inexplicables, como presentarse a las elecciones españolas después de haber descalificado al Estado durante toda su trayectoria.

De hecho, la CUP, dicen las mismas fuentes, aplica una estrategia similar a la del Govern de Torra, que tanto critica. Así, los cupaires se dedican a hacer procesismo, es decir, a gesticular y a realizar gestos simbólicos sin ninguna relevancia, mientras excluyen cualquier planteamiento realista y viable. En estos momentos, a pesar de sus gestos, no hay diferencia entre las actuaciones de la CUP y las de Junts per Catalunya.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad