Publicidad
Confidencial · 12 de Junio de 2019. 00:25h.

La democracia, versión Torra

Si pierde, hay una “operación de Estado”

La democracia, versión Torra

Imagen de archivo del presidente Torra

El presidente Torra tiene una concepción muy personal de las características fundamentales de una democracia parlamentaria. Así, ignora totalmente que uno de los ejes de un sistema democrátrico es la separación de poderes, y exige al Gobierno del Estado que ponga en libertad a unos independentistas procesados y juzgados por el Tribunal Supremo. Utiliza para ello, como si fuese una resolución de la ONU, la opinión de un grupo de trabajo que hace informes para el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, lo cual es una falsedad. Por otra parte, algunos de los redactores del informe han trabajado para uno de los abogados de Puigdemont.

En la misma línea, cuando el independentismo gana unas elecciones, Torra defiende el resultado como el producto de un ejercicio democrático, lo que es totalmente correcto. Pero cuando el independentismo no gana, como ha ocurrido en las elecciones municipales de Barcelona del pasado 26 de mayo, se trata de una “operación de Estado” (del Estado español, obviamente), dirigida a impedir que un independentista sea alcalde de la ciudad.

Fuentes oficiosas de Ciudadanos dicen que tal vez haya que preguntarle al presidente de la Generalitat de Catalunya qué “operación de Estado” impidió a Inés Arrimadas llegar a la presidencia de la Generalitat cuando su partido ganó las elecciones al Parlament del 21 de diciembre de 2017. Porque la primera candidata del partido que ganó las elecciones fue relegada por el candidato número once del partido (Junts per Catalunya) que no ganó, sino que quedó en segunda posición. Es decir, Arrimadas fue relegada por el propio Torra, que fue elegido presidente.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad