Publicidad
Confidencial · 14 de Febrero de 2019. 00:25h.

La hora de los radicales

Buscan la aplicación del 155

La hora de los radicales

Puigdemont, con Torra, en una imagen de archivo

La ruptura de las negociaciones que se estaban realizando entre el Gobierno del Estado y el catalán sobre el conflicto de Cataluya es el resultado de la presión de los sectores más radicales del independentismo, encabezados por el ex presidente Puigdemont, que reside en la ciudad belga de Waterloo, fugado de la justicia española, y el presidente Torra.

Fuentes independentistas explican que los radicales son favorables a que haya en Madrid un Gobierno que sea el resultado de un pacto entre el PP, Ciudadanos y Vox, porque esta situación generaría una movilización del independentismo, cuyas bases están actualmente muy desmovilizadas, después del fracaso del intento de hacer efectiva la independencia de Catalunya durante el otoño de 2017.

Asimismo, estos sectores creen que una nueva aplicación a la Generalitat del artículo 155 de la Constitución unificaría al conjunto del independentismo, e incluso podría hacer que los comunes se pusieran al lado de los independentistas. Con estos objetivos, los radicales habrían impulsado la ruptura de las negociaciones, con la consecuencia del fracaso del proyecto de presupuestos del Estado y la convocatoria de elecciones, que podría ganar la suma del PP, Ciudadanos y Vox.

Publicidad
Publicidad

4 Comentarios

Publicidad
#4 AUQESTA ES LA QUESTIO, Barcelona, 14/02/2019 - 12:19

NO VOLEN DIALEG

O tot o res
"apreteu apreteu"

El que esta clarissim es que NO ANEM ENLLOC

#3 Chris, Lleida, 14/02/2019 - 01:20

Un matís, els comuns porten un temps del cantó dels independentistes en quasi tot.

#2 Anna, Barcelona, 14/02/2019 - 00:19

Pues cuidado con lo que desean. Un nuevo 155 aplicado por una hipotética coalición PP-Cs-VOX..seria demoledor. Nada que ver con el superlight del Mariano.

#1 Carles Fortuny, Palau de la Degeneralitat, 14/02/2019 - 00:15

Quizá al final la ultraderecha separatista capitaneada por Trilemont y su muñeco racistorra haga realidad sus sueños húmedos. Quiizá también no sea con el resultado que sueña y la hostia sea tal que lo poco que queda intacto en Cataluña se vaya a tomar por culo. Juegan al todo o nada y quizá se queden sin nada.