Publicidad

Golpe al independentismo

La sombra de Euskadi

La periodista de 'Catalunya Ràdio' Mònica Terribas con el dirigente 'abertzale' Arnaldo Otegi

Sectores del establishment de Catalunya y de España admiten que su primera reacción  cuando se difundió la información de que miembros de los comités de defensa de la república (CDR) habían sido detenidos en Catalunya con, según la acusación fiscal y policial, diversas sustancias susceptibles de generar material explosivo, fue recordar las épocas pasadas de violencia en Euskadi.

Es evidente, según fuentes de la administración española, que una noticia como ésta provoca el recuerdo de la violencia de ETA, pero la distancia entre ambas situaciones es muy considerable. Añaden que, además, en el caso de que las acusaciones se confirmen, parece que el grupo desarticulado en Cataluny tenía un desarrollo muy embrionario.

Sin embargo, en un nivel publicitario y de imagen, el perjuicio que este asunto causa al independentismo catalán es muy importante. Aunque todo indica que no se trata de una estructura con un desarrollo notable, la simple asociación de ideas entre el proyecto independentista catalán y la violencia organizada es letal para el independentismo.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Pan con tomate y jamón Ibérico, La peste amarilla daña el cerebro, 25/09/2019 - 13:21

La única diferencia entre el fanatismo levantapiedras de los borrokas y el amarillo, es que de momento los CDR,s no queman cajeros... pero se ve que estan en ello...