Publicidad
Confidencial · 7 de Noviembre de 2019. 00:45h.

Marta Rovira, también

Habrá euroorden contra ella

Marta Rovira, también

Marta Rovira con Anna Gabriel, en el Parlament

El magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena ya ha dictado nuevas euroórdenes contra Carles Puigdemont, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Toni Comín. Por tanto, quedan otros dirigentes independentistas huidos al extranjero, sobre los cuales todavía no hay dictada una nueva euroorden: Marta Rovira, Meritxell Serret y Anna Gabriel.

Fuentes judiciales aclaran que contra Serret y Gabriel no habrá euroorden del magistrado Llarena, porque la acusación sería de un delito de desobediencia, que no implica ingreso en prisión. Si volvieran a territorio español, serían detenidas, pero solamente para declarar ante el juez, y posteriormente ambas dirigentes quedarían en libertad.

En el caso de Rovira, que reside en Ginebra (Suiza), sí habrá euroorden. Sin embargo, dado que se trata de un país que no es miembro de la Unión Europea, está fuera de este sistema de peticiones, y por tanto, hay que iniciar un procedimiento tradicional de extradición, que es bastante más complejo. En este sentido, la petición de entrega de la dirigente de Esquerra podría experimentar un cierto retraso.

Publicidad
Publicidad

5 Comentarios

Publicidad
#6 Heinz, Freedom for Arwen, hija de Elrond, 07/11/2019 - 21:54

Lo que se da no se quita, ahora a apechugar, suizos.

#5 Coque, El Centro de Tabarnia, 07/11/2019 - 17:09

Por favor, que no tramiten una orden de extradición por Marta Rovira, que nos arriesgamos a que nos la devuelvan.

#4 Marti, Palamos, 07/11/2019 - 15:41

Per favor....aquesta no!!!tindrem aquesta bleda assoleyada plorant tot el dia a ella i a la seva família tota la estona a tv3!!!serà insuportable!!!!

#2 Capit@n España, Purgandus Pópulus !!!, 07/11/2019 - 08:16

Si la extraditan llorará. No sé si podré soportar sus pucheros. Uff!! Que grima de mujer!!

#1 AnnaMollet, Mollet, 07/11/2019 - 01:54

¡Por favor, que Marta Rovira se quede en Suiza para siempre, que no quiero verle más la cara de boba que tiene! ¡Qué la soporten las vacas lecheras suizas!