Publicidad

Balance negativo del proceso

Menos autogobierno

Las banderas de Catalunya y España en el Palau de la Generalitat

Algunos representantes de sectores moderados del independentismo catalán son muy pesimistas respecto al balance que realizan actualmente del proceso soberanista, que ya consideran totalmente acabado, después del contundente fracaso del otoño de 2017. Estas fuentes dicen que, de hecho, el nivel del autogobierno catalán no sólo no ha aumentado, sino que corre un grave riesgo de disminuir en el futuro.

Por una parte, estos sectores destacan que las finanzas públicas de Catalunya siguen siendo controladas por la administración española, que somete a la hacienda de la Generalitat a una vigilancia especial, lo que no ocurre con el resto de comunidades autónomas. Representantes del Gobierno del Estado han dicho abiertamente que este control especial es la consecuencia de las amenazas que realizan habitualmente las autoridades de la Generalitat, en la línea de la expresión “lo volveremos a hacer”.

Y, además, cuando la situación esté totalmente estabilizada es muy probable que se produzca una ofensiva importante del Estado contra el autogobierno catalán, que se centrará en tres aspectos concretos: el modelo de inmersión lingüística de la enseñanza, la dirección de los medios de comunicación de la Generalitat y el control de los Mossos d’Esquadra. Por tanto, la perspectiva del autogobierno catalán es muy negativa.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad