Publicidad

Bassa no quiere dejar caer a Sánchez

Otra disidente

Imagen de archivo de la ex consejera Dolors Bassa

La  ex consejera de la Generalitat Clara Ponsatí, que reside en Escocia fugada de la justicia española, entró en la lista de disidentes de la ortodoxia radical independentista después de haber reconocido que la dinámica del conjunto del proceso soberanista catalán había sido simplemente un “farol” de los dirigentes independentistas.

Ahora, hay que suponer que entre los disidentes figurará también otra ex consejera, Dolors Bassa, internada en la cárcel de Puig de les Basses, que ha dado la cara y ha abierto la crítica pública a la posición oficial de Quim Torra y Carles Puigdemont de rechazar la tramitación de los presupuestos generales del Estado elaborados por el Gobierno del PSOE.

La disidencia de Bassa es sólo la punta de un iceberg, dado que el conjunto de Esquerra y gran parte del PDECat discrepan de la postura de Puigdemont y Torra, y quieren apoyar el proyecto de Pedro Sánchez, para beneficiarse del aumento de los recursos económicos que recibiría Catalunya y para evitar la posibilidad de un futuro Gobierno del Estado del PP, Ciudadanos y Vox.

Publicidad

0 Comentarios

Publicidad