Publicidad

El 'buen rollo' Mossos-seguridad estatal

Otra 'fake news'

Conversación entre mandos de los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil

La versión de las supuestas buenas relaciones en Catalunya entre los Mossos d’Esquadra, la Policía Nacional española y la Guardia Civil, es un montaje que no se sostiene, como se ha demostrado durante el reciente acto de celebración de la festividad de la Guardia Civil en el cuartel de Sant Andreu de la Barca. Los mandos de los Mossos se fueron del acto como muestra de disconformidad con la intervención de los mandos de la Guardia Civil.

Los mandos intermedios y las bases de los tres cuerpos son perfectamente conscientes de que ese buen rollo es una fake news. La realidad es que existe una gran desconfianza entre los Mossos por un lado y la Policía y la Guardia Civil por el otro. Y esta situación es considerada por los expertos en seguridad como de alto riesgo, ante la eventualidad de que se produzcan disturbios en Catalunya cuando se difunda la sentencia del juicio sobre el proceso independentista.

Fuentes policiales aseguran que los cuerpos de seguridad estatales no han olvidado la actitud de los Mossos durante la jornada del 1 de octubre de 2017. Sus mandos piensan que no es casualidad que esa actitud haya llevado a Josep Lluís Trapero, entonces máximo responsable  de la policía catalana, ante la Audiencia Nacional, y que afronte una acusación de rebelión y una petición de cárcel de once años de cárcel.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Jaume, Barcelona, 15/10/2019 - 16:05

Que el Drapaire hagi de trepitjar la presó i domiciliar-se durant anys entre reixes es un fet de primera necessitat i de indiscutible justicia. Ell va ser el col.laborador imprescindible per portar a terme tots els aldarulls del 20-S i 1-O, sense la seva adhesió als sediciosos res hagués funcionat. Mà dura i sense cap concesió a un paio uniformat