Publicidad

Sánchez divide al independentismo

Otra grieta

Imagen de Puigdemont y Junqueras en el Parlament

Los problemas de Pedro Sánchez para conseguir suficientes apoyos a su investidura en el Congreso como presidente del futuro Gobierno español, han vuelto a poner de manifiesto las profundas discrepancias que separan a Esquerra de Junts per Catalunya (JxC), que forman la coalición que está gobernando actualmente en Catalunya.

Así, mientras Esquerra plantea una posición flexible y no descarta que pueda propiciar, si es necesario, la investidura de Sánchez, JxC, por su parte, mantiene su postura tradicional de una negativa total a facilitarle las cosas al líder del PSOE. Se trata, por tanto, de un asunto importante, no de una cuestión anecdótica. Es otra grieta.

Es el segundo torpedo de Esquerra a JxC últimamente, ya que cuando hace días Ernest Maragall, después de autoproclamarse nuevo alcalde de Barcelona durante la noche del 26-M, empezó a ser consciente de que Ada Colau tenía opciones de mantenerse en la alcaldía, ofreció a la líder de los comunes prescindir de su alianza con JxC, ya que Colau se había negado a negociar si los ex convergentes eran una de las partes de la negociación. Es decir, Maragall ofreció a Colau dejar tirado a JxC para intentar conseguir la alcaldía.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Veciana, Barcelona, 19/06/2019 - 15:34

Al ver esta foto me he acordado de la película "Dos tontos muy tontos".