Publicidad
Confidencial · 3 de Enero de 2020. 00:20h.

Otro error del proceso

Los burgueses no hacen revoluciones

Otro error del proceso

Cartel de la campaña para las elecciones catalanas del 25-N de 2012

Cuando el proyecto independentista está ya totalmente hundido, algunos de sus promotores reconocen que, entre los errores de diverso tipo que se produjeron, uno de los más graves consistió en pretender que amplios sectores de la burguesía catalana encabezasen un proceso que tenía que culminar con una especie de revolución, o revuelta, nacionalista en Catalunya.

Estas mismas fuentes comentan ahora que, desde la distancia que proporciona analizar estos hechos con la perspectiva del tiempo, era impensable que la revuelta pudiese estar protagonizada por la burguesía de una sociedad como la catalana que, según los datos de 2018, tiene una renta per cápita superior a los 30.000 euros. Esta hipótesis, admiten, no tenía ninguna base real.

Y añaden que era un contrasentido total pensar que personajes como Artur Mas y otros procedentes también del pujolismo y del denominado sector negocios de Convergència, con el apoyo de grupos vinculados a graves escándalos de corrupción, podían formar un conglomerado que se enfrentase al establishment, cuando de hecho el establishment eran ellos mismos. 

Publicidad
Publicidad

3 Comentarios

Publicidad
#3 El Sifoner, Castelló, 03/01/2020 - 11:46

El gran error del proceso, fue el creerse sus propias mentiras. Todo por los politicos i cia, prensa y medios afines. Todo el día y a todas horas, alabando la bondad de la secesión, criminalizando a España, ensalzando a los políticos secesionistas, etc. Los medios de comunicación (Tv3, Radio y prensa) crearon un mundo totalmente falso e irreal.

#2 Pepe, Alacant, 03/01/2020 - 10:40

El error de la burguesía es también suponer que tras la independencia, su liderazgo social quedaría intacto, y las promesas incumplidas no tendrían efectos perversos, eso es mucho suponer.

#1 Capit@n España, Purgandus populus!!, 03/01/2020 - 10:12

Aquests no son ni burgesos sino sangoneres politico-administratives.