Publicidad

Varios dirigentes esperan su momento

PDECat-JxC: tensiones

Los ex presidentes Artur Mas y Carles Puigdemont, en una imagen de archivo

El golpe de autoridad de Puigdemont con la absorción del PDECat por Junts per Catalunya (JxC) no ha pacificado el espacio social y político ex convergente, donde siguen produciéndose tensiones entre los sectores más radicalizados -que cuentan con el apoyo claro de Puigdemont- y los que mantienen posiciones más moderadas. En este sentido, la situación sigue dando muestras de una cierta volatilidad política.

Así, dirigentes que además son miembros del Govern de la Generalitat que preside Quim Torra, intentan actualmente marcar perfil propio, en el marco de las pugnas por el control del mundo neoconvergente. Es el caso de Miquel Buch o Damià Calvet, que mantienen algunas aspiraciones en este sentido. Las dificultades para destitur a Buch indican que cuenta con apoyos.

Por su parte, Artur Mas también está maniobrando, a la espera de que termine, el 23 de febrero de 2020, su inhabilitación para ocupar cargos públicos. En su órbita se mueve Àngels Chacón, aunque el ex presidente mantiene también una buena relación con Buch y Calvet. Mientras, Puigdemont, consciente de estos movimientos, intenta controlar la situación, y por ahora lo está consiguiendo.

Publicidad
Publicidad

0 Comentarios

Publicidad