Publicidad
Confidencial · 14 de Mayo de 2019. 00:30h.

Secretismo sobre Trapero

Opacidad respecto a su juicio

Secretismo sobre Trapero

Trapero, con su abogada, Olga Tubau, durante su declaración en el Tribunal Supremo

Una sorprendente opacidad sigue rodeando la tramitación judicial del caso del ex jefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, la intendente del cuerpo Teresa Laplana y Pere Soler y César Puig, que eran los máximos responsables políticos de la policía catalana cuando se produjeron los hechos del otoño de 2017, que culminaron con una declaración de independencia de Catralunya. Este sumario se tramita en la Audiencia Nacional, y está separado judicialmente del que se está juzgando estos días en el Tribunal Supremo.

Fuentes judiciales, que de entrada cuestionan esta separación, que creen procesalmente inapropiada, consideran, además, muy escasa la información que la Audiencia Nacional proporciona sobre la siutación de la tramitación del asunto. La fiscalía acusa a Trapero, Puig y Soler de delitos de rebelión y pide para cada uno de ellos una pena de once años de prisión, mientras que a Laplana la acusa de sedición y pide al tribunal que le imponga una condena de cuatro años de cárcel.

Hay que tener en cuenta que durante el juicio que se desarrolla en el Supremo, se están produciendo declaraciones de bastantes testigos que acusan a los Mossos de actuar el 1-O con pasividad e incluso con complicidad con los organizadores del referéndum, lo que perjudica claramente a Trapero. Un inspector de los Mossos declaró incluso que Jordi Sànchez, que entonces presidía la Asamblea Nacional Catalana, le hizo algunos comentarios que podrían indicar que había acuerdos previos entre el propio Trapero, miembros del Govern y los organizadores de la concentración de los días 20 y 21 de septiembre de 2017 ante la sede del Departamento de Economía.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 Lolo, Barcelona, 14/05/2019 - 15:35

Pues claro que no va a haber transparencia en este asunto.
Trapero ha visto que no se le considera "preso politico" ni catalan puro. Es un "white trash" (como dice el Graupera) y ni en el FAQs se acuerdan de el. Asi pues, ha decidido salvar su propio trasero, y yo no le culpo. Trapero ha negociado con Fiscalia y esa es la madre del cordero.