Publicidad

Para ocultar la obediencia a Llarena

Teatro en el Parlament

Costa y Torrent, durante la presentación del supuesto acuerdo

La ficción sigue dominando las actuaciones del independentismo catalán. La última demostración ha sido el acto de presentación en el Parlament de un supuesto acuerdo entre Esquerra y Junts per Catalunya (JxC) sobre la suspensión temporal para ocupar cargos públicos de los diputados procesados por rebelión y encarcelados o con orden de prisión. JxC pretendía que esa resolución judicial se aplicase a todos los afectados, entre ellos  Junqueras, excepto a Puigdemont, una opción que fue rechazada de forma contundente por la dirección de Esquerra.

La intervención de Roger Torrent, de ERC, presidente del Parlament, y de Josep Costa, de JxC, vicepresidente primero de la cámara, sirvió para presentar un texto que contiene dos puntos: el primero es una propuesta para que el Parlament rechace la resolución judicial, y el segundo es otra propuesta para que el Parlament apruebe la aplicación de la resolución judicial que rechaza en el primer punto.

Fuentes de todos los partidos catalanes, incluidos los independentistas, coinciden en afirmar que el supuesto acuerdo es un intento de ocultar, mediante una irrelevante maniobra parlamentaria, que el Parlament acepta y obedece la resolución judicial. De hecho, todos los diputados afectados, incluido Puigdemont,  tendrán que ser sustituidos por otros a la hora de votar. Además, los afectados por la decisión judicial siguen sin cobrar sus salarios, una decisión adoptada por los servicios de la cámara catalana desde que se recibió el texto remitido por el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Publicidad
Publicidad

1 Comentarios

Publicidad
#1 lepero, Barcelona/Tabarnia, 28/09/2018 - 17:34

Es que estos de la comedia sí que quieren seguir cobrando.